lunes, mayo 01, 2006

Ingeniería del pedal

No, no voy a contar cómo celebramos el sábado el cumple de Balma. La historia va de cómo desmontar unos pedales de bicicleta de montaña...

Algo que parece tan fácil, se ha convertido en toda un odisea para mí. Después de mucho observar los pedales llego a la conclusión de que tan sólo hay que desenroscarlos con una llave normal del 15.

Todo va bien con el primero, estoy desatado, así que voy a por el segundo. No sale, no hay forma. Le he echado litros de "aflojatodo", hasta le he echado coca cola, y no va. No se mueve ni un milímetro (o debería decir grado?). Me hallo en punto muerto, así que lo dejo por imposible. Al final, hablando con mi tío, me da la solución: "¿Has probado a desenroscarlo al revés?"
Pues sí, esa era solución. ¿Quién iba a pensar que hay roscas hechas al revés? Ya daba por hecho que era un estándar...

La explicación, algo lógica cuando lo piensas, es que la rosca se debe desenroscar en el sentido contrario al que gira normalmente cuando está en funcionamiento (para que no se desmonte por accidente, claro).

Observando, victorioso, el pedal desmontado, me doy cuenta de que, al igual que los zapatos, hay pedal izquierdo y pedal derecho... Impresionante.

6 Comments:

At 9:53 p. m., Anonymous Centelles said...

Si supieras la de veces que me ha ocurrido algo parecido en mi vida... y además después hay que aguantar la frasecilla medio irónica de: "!Tanto estudio,tanto estudio... y luego...ná!!!" XD.

Pero bueno, son cosas con las que te puedes reír después (y míralo por el lado positivo, seguro que ya no te se olvida que hay dos pedales distintos en la bici ;D).

Enga,un saludo!

 
At 1:07 p. m., Blogger merche said...

oye ingeniero, si tan bien enroscados estaban ¿para qué tanto empeño en desenroscarlos? ¿pretendías intercambiarlos para desgastarlos por igual?

 
At 11:07 p. m., Blogger Tokio said...

Uno de ellos (el que tenía la rosca al revés) se había partido, y me resistía a llevarla al mecánico para que me cobrase a 20 euros la hora...

Al final sólo me he gastado 10 euros (lo que valen los pedales). No sólo he ahorrado, sino que además he aprendido "mogollón" de mecánica... ;) (me encanta el espíritu Bricomanía)

 
At 10:55 p. m., Blogger servidora said...

Oye ¿y aún no has acabado de arreglar el pedal? XD

hmmm... ¿el blog va a pedales? Claro, si va a pedales y aún estás arreglando el pedal... ¡pues por eso ya no escribes! :-P

Buen verano... :-)

 
At 12:13 p. m., Blogger luzdorada said...

el pedal de la bici Fischer de mi oequeño se sale a cada rato. Tiene una rosca, pero cuando secayó el pedal no había ninguna tuerca. ¿Es que lleva una tuerca extra verdad?. Por favor si alguien me pudiese ayudar estaré eternamente agradecida.

 
At 11:31 p. m., Anonymous noticias said...

guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro temas muy interesantes.

 

Publicar un comentario

<< Home