lunes, marzo 27, 2006

Amigos...

A raíz de una conversación que he tenido esta mañana con mi amiga Lucía, me ha enviado la siguiente reflexión en forma de mail:

Me pregunto muchas veces si los amigos de verdad existen y es que creo que no tengo constancia de ello :(

Vivo lejos de mi ciudad natal, dejé atrás a mis amigos de la adolescencia y también a los de la universidad. Desde que salí de mi tierra he conocido a mucha gente, desde fuera se puede decir que soy bastante sociable, aunque realmente creo que no lo soy, porque creo que en todo este tiempo no he hecho ninguna amistad de verdad, como aquellas que dejé atrás.

Te parece que has hecho una amistad y, de repente, puñalá trapera, algo que te hiere y que te decepciona ... ¿de verdad esta persona es mi amiga?

La verdad es que, si lo pienso, con Yolanda, mi gran amiga, tenía buenas broncas. Vivía al volver la esquina de mi calle y cuando estábamos enfadadas, cada una volvía del instituto por su cuenta, viéndonos la una a la otra, pero sin dirigirnos la palabra. Quizá yo le pegué más de una puñalada trapera (¡y ella a mí!).

Estoy pensando que quizá la diferencia no es que de mayor uno no consiga amigos de verdad, sino que no se consiga tener la confianza suficiente para decir a esas personas, a las que consideras tus amigas, que algo te ha herido. ¿Es eso? Quizá yo esperaba que mis amigos fueran personas siempre leales, que me mostraran aprecio, fidelidad y reconocimiento ...
sí, eso, eso era.

Pero igual no ha de ser así, uno puede tener sus deslices en esa esperada lealtad y hay que saber/poder/querer hablar de ellos. Quizá todo el problema viene por no hablar con los demás de nuestros sentimientos. Vaya señal de debilidad el hacerlo ¿verdad?

Con personas como tú, no tengo duda de que sí se puede seguir haciendo amigos...

2 Comments:

At 12:09 a. m., Anonymous Lucía said...

Entonces ¿te apunto en mi listita de amigos?

 
At 12:41 p. m., Blogger Tokio said...

Claro que sí! Y yo que creía que ya estaba en la lista... ;)

 

Publicar un comentario

<< Home